En este artículo, explicaremos algunas de las estrategias que seguimos para construir el puntaje de crédito de nuestros clientes y, lo más importante, cómo construir crédito de una manera saludable.

Así que, primero lo primero: si estás aquí, probablemente ya sabes porqué es importante tener buen crédito, ¿cierto? Si no, te recomendamos que visites ese artículo y vengas para acá lo más pronto posible.

Tarjeta de Crédito Asegurada

Las posibilidades de ser aprobado para una tarjeta de crédito cuando no tenemos historial crediticio son, usualmente, escasas.

La mejor manera de empezar a construir un historial crediticio siempre va a ser obtener una tarjeta de crédito asegurada que inicie el historial en la línea de crédito giratoria (revolving).

Dentro de las opciones que ofrece Credit Repair Anywhere, tenemos estas:

Construir crédito con tarjetas de crédito
Tarjeta Credit Builder: Fácil y efectiva
Capital One ayuda a construir crédito
Tarjeta Capital One Bank: Una Todopoderosa Mastercard

Estas opciones de tarjetas de crédito aseguradas están respaldadas bajo un vínculo de referidos, pero en línea se pueden encontrar muchas otras opciones.

También, te recomendamos que te asesores con un especialista de crédito para saber cuál es la tarjeta de crédito asegurada que te dará mayores beneficios y te dará las mejores opciones para lograr tus objetivos.

Solicitar un Préstamo Personal

Otra de las opciones con la que contamos como Agencia de Reparación de Crédito es el vínculo de asociados de Self Lender que, además (redoble de tambores), ofrecen una tarjeta de crédito asegurada después de 4 meses.

A través de esta opción podrás abrir una cuenta en la línea de crédito de entrega (installment) lo cual, ayudará a tu mezcla crediticia. Nuevamente, el especialista en crédito podrá indicarte cuál es el camino y la mezcla más eficiente para lograr tu objetivo deseado

Self Lender es la mejor opción para ayudar a construir
Self Lender es la mejor opción para una línea de crédito de entrega

Reportes de Crédito Precisos

Una vez que ya nuestros clientes abren las opciones que les recomendamos, lo próximo que hacemos es revisar mensualmente sus reportes de crédito.

Quizá estás pensando: “Pero, si no tengo nada de crédito ¿cómo es que van a revisar mis reportes?”

Pues bien, después de aplicar a ambas opciones y de darles el tiempo necesario a los afiliados para que empiecen a reportar, es momento de monitorear con cuidado el puntaje de nuestros clientes.

Una de las herramientas más precisas para obtener dichos reportes es IdentityIQ, pues nos permite manejar los reportes de crédito con el mismo detalle con el que lo vería un prestamista.

IdentityIQ ayuda a monitorear el crédito
¡Preciso y al grano!

Otra razón por la que empezamos a monitorear el puntaje es porque hemos encontrado muchísimos casos donde algunos de nuestros clientes sin historial crediticio reciben la sorpresa de que su arrendatario consultó su reporte o, también, que han encontrado cuentas que no son de ellos asignadas bajo su nombre.

En estos casos entra el proceso de reparación de crédito.

Pagos a Tiempo

Es importante… ¡no! ¡SÚPER IMPORTANTE! que realices todos tus pagos a tiempo e, inclusive, que pagues un poco más de la mensualidad mínima.

A través de nuestro monitoreo, podemos educar a los clientes sobre cómo manejar su puntaje crediticio y cómo realizar los pagos para siempre tener un puntaje óptimo.

Cantidad de Cuentas Abiertas

Cada buró de crédito tiene un modelo de puntajes de crédito y un algoritmo para determinar cuál es el puntaje de cada cliente pero, lo que sí es estándar, es que los burós necesitan datos suficientes para determinar dicho puntaje.

Una de las constantes recomendaciones que le damos a nuestros clientes es que tengan una cantidad saludable de cuentas abiertas y con balances dentro del porcentaje que los burós recomiendan como excelente para que puedan mantener sus puntajes sobre los 750 a lo largo del tiempo.

Si tienes alguna pregunta adicional, no dudes en comunicarte con nosotros o de dejarnos tus comentarios en este mismo artículo.

¡Nos leemos luego!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.